miércoles, 26 de septiembre de 2007

AFASIA BLANQUIAZUL

La afasia es una enfermedad que anula la capacidad de comprensión por medio del lenguaje hablado. Sin embargo, es común que los que la sufren desarrollen un extraordinario sentido para leer las sensaciones que desprende el comunicador. En uno de sus libros ('El hombre que confundió a su mujer con un sombrero') el neurólogo Oliver Sacks relata como un grupo de enfermos de afasia se tronchaban de risa mientras veían por televisión un discurso del presidente de los Estados Unidos, por entonces Ronald Reagan. El mandatario hablaba de prosperos horizontes adornado por una prosa conmovedora. Pero los pacientes, que no entendían lo que decía, sí comprendían la realidad que estaba detrás de las palabras. Y se daban cuenta de que era todo mentira, lo que les encendía la carcajada. Si el pasado lunes, estas mismas personas hubieran podido presenciar las declaraciones televisivas del presidente del Dépor, quizá no se tirarían por el suelo, pero alguna que otra sonrisa habrían lucido. Porque mientras huía de la sana autocrítica, Lendoiro hablaba de grandes aciertos en su política actual. A los tres días, su equipo volvía a mostrar todas las carencias que el dirigente quiere ocultar y ayudado por un par de errores defensivos caía con su cara más triste ante el Recreativo de Huelva (0-2).

2 comentarios:

o traveseiro dijo...

Pois eu non padezo de afasia, mais non puiden evitar sorrir con algunha das ocurrencias de Lendoiro.

Como cando dixo que as fichaxes as decidían un grupo de sete ou oito persoas (?) ou que Lotina lle cheiraba ben, até o punto de que pensa que pode botar máis anos na Coruña que Irureta.

Ante tales afirmacións non sabía se rir ou chorar, e optei polo primeiro.

Anónimo dijo...

Estaría guay que un psicologo analizara la entrevista a lendoiro