martes, 1 de abril de 2008

SOMBREROS

Así de buenas a primeras, mucha gente piensa que hat trick significa literalmente tres goles. Como se usa para definir eso mismo y trick suena a tres, pues tiene cierta lógica. Pero no, resulta que -como muchos saben- la traducción exacta de hat trick es “truco del sombrero”. Al parecer, el origen del término está en el críket inglés, donde en tiempos fue costumbre regalarle un sombrero a aquel jugador que hacía tres tantos seguidos. Aquí en el Dépor, como somos más originales, nos hemos inventado el truco de la venda, porque eso es lo que llevaba Xisco en la cabeza el domingo, cuando le hizo tres al pobre Murcia de un decepcionante Clemente. Fue un registro con el que no nos cansamos de relamer, por justo y necesario, que dirían en misa. El deportivismo no presenciaba uno así desde aquel de Víctor al Celta en el histórico 0-5 de Balaídos, resultado glorioso que curiosamente provocó unánimes gritos de “Lotina vete ya”, porque el vasco entrenaba entonces a los vigueses. Pero también llamó la atención en esa ocasión que el autor del triplete fuera un centrocampista, porque lo habitual es que esta suerte se limite a los delanteros. Para estos, el auténtico hat trick es participar en tres goles. Como hizo Sergio el domingo. El pase ilegal del primero, el balón en profundidad al hueco para el centro de Manuel Pablo del segundo y el córner del tercero salieron de sus botas. Hay que valorarlo. Porque el catalán no hizo hat trick, pero sí demostró otra vez que es un jugador para quitarse tres sombreros.

1 comentario:

atreyu_25 dijo...

si quieres saber que fue de los jugadores más carismáticos de la liga española entra en:
http://quefuedeaqueljugador.blogspot.com