viernes, 6 de julio de 2007

25 AÑOS DE ESPAÑA'82 (III)

Aquellos de 1982 eran tiempos de menos prisas. Se vivía a un ritmo más tranquilo, lo que aplicado al fútbol ofrecía lecciones de éxito de las que casi nadie parece haber tomado nota, porque ahora serían imposibles de imitar. Italia ganó el Mundial. Su máximo goleador (y también del campeonato) fue Paolo Rossi. El seleccionador Enzo Bearzot le concedió la titularidad a pesar de que venía de una larga inactividad debido a una sanción por una trama de juego y corrupción futbolística. En los primeros partidos, Rossi no vio portería y su equipo superó el corte del grupo gallego por los pelos y sin merecerlo. En la actualidad y ante un panorama similar, Rossi no hubiera durado en el once inicial ni dos partidos. Pero la prudencia obró el milagro. El ariete italiano estrenó su casillero al cuarto encuentro. Y eliminó con tres goles a un Brasil maravilloso. Después marcó dos tantos en la semifinal y uno en la final. Campeón y Pichichi. Gracias a la fe y a la paciencia, ese valor olvidado. Y añorado.

1 comentario:

socraticos sem fronteiras dijo...

Vale, paolo muy bien, pero que nadie se olvide nunca nunca nunca del oprobio de Sarrià, el día que se acabó la historia del fútbol, Brasil-Italia. Exagerado? Puede ser. Pues que miren el partido, y de paso el RFA-Francia de Sevilla. Por cierto, señor, deberías poner bibliografía obligada en un margen...del mundial 82 y demas, el libraco del gran Toni Schumacher. Un verdadero hijo de puta dios. hazla y abrela a sugerencias. siempre faltara una trilogia hasta que la haya, mona. abur.