domingo, 13 de mayo de 2007

ESTADIOS FEMENINOS

El progreso no siempre se corresponde con mejoras. Se supone que gracias a los avances tecnológicos debe resultar mucho más sencillo conservar en buen estado un césped ahora que hace 25 años. Sin embargo la práctica niega esa deducción. Riazor es un estadio infrautilizado. No sólo en lo comercial y derivados sino también en lo básico, el fútbol. Ahora mismo sólo el Dépor pisa su hierba cada quince días. Como excepción puede entrenar allí una vez a la semana, pero nada más. Así es desde hace más de una década. Pero antes las cosas eran muy distintas. En los años 50 y 60 el entonces robusto balompié modesto herculino también disputaba encuentros en Riazor con cierta regularidad. Más recientemente, en los ochenta, no sólo el Dépor de la 'longa noite de pedra' utilizaba el estadio municipal sino que allí también disputaba sus partidos el Fabril. Y la pradera lo aguantaba sin mayores problemas, con la excepción de los primeros meses de la temporada 83-84, cuando la multitud que ocupó el recinto para presenciar un histórico concierto de Luz Casal, Leño y Miguel Ríos provocó unos daños que tardaron en ser subsanados. Pero el fútbol siguió. Con el filial, el primero equipo y... el conjunto femenino. Porque en aquellos tiempos malditos no todo eran decepciones. Muy al contrario. Riazor no sólo lloraba ascensos frustrados en el último partido. También celebraba victorias.



La primera Liga vestida de blanquiazul coruñés no se remonta a 2000. En los ochenta, el Karbo Deportivo logró cinco títulos. Varias de sus jugadoras formaban la columna vertebral de la selección española. Ahora y tristemente, el fútbol femenino apenas existe en A Coruña. Sí lo hay en Bilbao. Allí juegan hoy los chicos de Caparrós. A orillas del Nervión viven una situación parecida a la de Riazor hace dos décadas: triunfan las féminas y tiemblan los hombres. El pasado fin de semana, 25.000 personas celebraban en San Mamés el título de Superliga conquistado por el Athletic femenino. Esta tarde, unas cuantas más sufrirán con su mítico equipo en una nueva cita con la que evitar el que sería el primer descenso de su trayectoria. Pero en lo que respecta a los géneros, pocas semejanzas más hay entre bilbaínos y coruñeses.



En un medio de preponderancia masculina por tradición como es el fútbol resulta chocante que la sociedad más clásica de todas, el Athletic, esté presidida por una mujer, Ana Urkijo. En casi 20 años de lendoirismo, sólo los hombres han tenido acceso a la directiva del Dépor. Lo más cercano ha sido una secretaria, Berta Vales. De poco ha valido la espectacular incorporación de la mujer a las gradas de Riazor o a otros importantes sectores del entorno blanquiazul, como por ejemplo la prensa. La paridad no alcanza los terrenos dirigentes. Y, lo que es peor, nadie se plantea recuperar la gloria femenina de aquel Karbo, heredero directo de otro mito del fútbol femenino, la pionera Irene González, que en los años 20 rompió con cientos de tabús sociales y se vistió de corto en los campos herculinos. Mientras, San Mamés se relame con el que pudo ser el último título de su historia. Al hogar de los 'leones' le queda poco tiempo de vida. Y quiere pasarlo en Primera. La permanencia ya es un triunfo. Para éxitos, tienen a las chicas. Por algo al estadio le llaman La Catedral, un femenino. Hace años, Riazor también lo fue.

2 comentarios:

Manuel dijo...

Una entrada muy interesante. La encontré casi por casualidad y me sorprendió. Mi nombre es Manuel Galán, soy un periodista de Sevilla que está recopilando información para escribir un libro sobre la historia del fútbol femenino en España y me gustaría contactar con usted dados sus conocimientos sobre el Karbo.

Mi dirección de correo electrónico es: lologalan@gmail.com

Muchas gracias por su atención.

Santy dijo...

HOLA, HE DADO CON ESTE BLOG DE CASUALIDAD Y QUERIA AGRADECERLE DE TODO CORAZON TODO LO ESCRITO POR USTED.
SOY HERMANO DE UNA DE LAS JUGADORAS DE ESE MARAVILLOSO EQUIPO FEMENINO QUE NOMBRA USTED, EL KARBO DEPORTIVO,
ME HE RECORIDO TODA ESPAÑA CON ELLAS Y NO SOLO CON EL KARBO Y LA SELECION ESPAÑOLA, SINO TAMBIEM CON LA GALLEGA, QUE ESTABA FORMADO CASI CON TODA LA PLANTILLA DEL CARBO, EN DONDE TAMBIEN CONSIGUIERON TITULOS Y MUY GRANDES. GRACIAS POR SACAR A LA LUZ ESOS MARAVILLOSOS AÑOS DEL FUTBOL FEMENINO.
SANTYJOS